Bequium Jarabe 120Ml.

Bequium Jarabe 120Ml.
Click image for Gallery
  • Laboratorio: SAVAL
  • Código del producto: 6231
  • Disponibilidad: 2
  • $17.640
  • Para adquirir este producto necesitas adjuntar la receta al momento de comprar
- +


Etiquetas: ventaconreceta

Clasificación: antitusivo expectorante

Condición de venta: venta con receta

Principio activo: codeina+isoefedrina+clorfe

Registro ISP: F-9564

Pseudoefedrina - Codeina - Clorfenamina

Composición: Cada 5 mL (una cucharadita) de jarabe contiene: Clorfenamina Maleato 2 mg Pseudoefedrina clorhidrato 30 mg Codeína fosfato 10 mg Excipientes c.s

Presentaciones : Envase con 120 mL de solución

Propiedades Farmacológicas : BEQUIUM es una asociación de un alcaloide opiáceo antitusivo derivado del fenantreno, un fármaco antialérgico H1 y un descongestionante agonista alfa adrenérgico. La combinación de estos fármacos tiene el propósito de aportar un preparado de acción eficaz y segura, tanto para adultos como niños, para el manejo de los síntomas de la tos no productiva y la congestión de las vías respiratorias, independiente de su origen. Los agonistas opiáceos, como codeína, son capaces de interactuar de manera saturable en el SNC y otros tejidos. Sus efectos pueden ser el resultado del mimetismo con las acciones de las encefalinas, beta-endorfinas y otros ligandos exógenos que parecen estar involucrados en las alteraciones en la tasa de liberación de distintos neurotransmisores. Codeína es un buen antitusivo, usado preferentemente debido a la baja tasa de efectos adversos (menos sedación, menos depresión respiratoria, menos efectos gastrointestinales, urinarios y pupilares) en comparación con otras drogas derivadas del fenantreno, como morfina. Por otra parte pseudoefedrina actúa directamente sobre los receptores α-adrenérgicos en la mucosa del tracto respiratorio produciendo vasoconstricción en las membranas de la mucosa nasal, logrando la reducción de la hiperemia, edema y congestión nasal, junto con un aumento en la permeabilidad de las vías respiratorias nasales; dando como resultado un incremento del drenaje de las secreciones de los senos. Por último, clorfenamina es un antagonista del receptor H1 de histamina con eficacia y seguridad similar a otros antihistamínicos convencionales en el tratamiento de la rinitis alérgica; bloquea la acción de la histamina, una sustancia endógena y fisiológicamente activa, sobre el sistema cardiovascular, músculo liso extravascular (por ejemplo, el árbol bronquial) y las glándulas exocrinas (por ejemplo, la estimulación de la saliva, secreciones gástricas, secreciones lagrimales y las secreciones bronquiales).

MECANISMO DE ACCIÓN : El mecanismo de acción de codeína es causar la supresión del reflejo de la tos por un efecto directo en el centro de la tos en la médula del cerebro, junto con esto codeína parece ejercer un efecto de deshidratación sobre la mucosa del tracto respiratorio aumentando la viscosidad de las secreciones bronquiales. Pseudoefedrina actúa como descongestionante estimulando los receptores alfa-adrenérgicos del músculo liso vascular, produciendo la constricción de las arteriolas de la mucosa nasal, y reduciendo el flujo sanguíneo en la zona. Por último, clorfenamina es un antihistamínico que bloquea específicamente los receptores H1, inhibiendo la acción de la histamina. El efecto se puede apreciar sobre el músculo liso, incluidas las vías respiratorias y el tracto gastrointestinal. Clorfenamina impide la vasodilatación inducida por histamina, suprimiendo la permeabilidad capilar resultando en la reducción de la formación de edemas y congestión nasal.

PERFIL FARMACOCINÉTICO Absorción: • Codeína: Es rápidamente absorbido desde el tracto gastrointestinal después de la administración oral del medicamento. • Pseudoefedrina: La biodisponibilidad que alcanza pseudoefedrina después de la administración oral no ha sido cuantificada. La absorción no se ve afectada significativamente por la concomitancia con alimentos. • Clorfenamina: Posee una buena absorción después de la administración oral del medicamento, la mayor absorción ocurre media hora después de la administración, la cual empieza a disminuir gradualmente por las próximas 46 horas. La biodisponibilidad no se ve afectada si se administra junto con las comidas. Distribución • Codeína: Se distribuye extensamente, es detectable en el tejido fetal, placenta, hígado, bazo y riñones, no posee unión a proteínas plasmáticas y no se acumula en ningún tipo de tejido. • Pseudoefedrina: Posee un volumen de distribución entre 2.4 y 2.6 litros por kilogramo. • Clorfenamina: se distribuye extensamente en el sistema nervioso central y otros tejidos como pulmones, riñones e hígado. Posee un volumen de distribución de 3.2 litros por kilogramo en adultos, mientras que en niños el volumen de distribución es de 1.2 a 4.6 litros por kilogramo. Metabolismo: • Codeína: Posee entre un 24% a un 89% de metabolización hepática siendo la glucuronidación la principal vía metabólica del medicamento. La desmetilación representa un 10% del total de metabolización, esta vía da lugar a morfina, uno de los metabolitos activos que posee la droga, esta reacción es catalizada a través de la enzima CYP2D6. Otros metabolitos activos producto del metabolismo de codeína son: o-demetilcodeína, norcodeina, normorfina, hidrocodona. Codeína posee un tiempo de vida media de 2.5 a 3.5 horas. • Pseudoefedrina: Posee entre un 10% y un 30% de metabolización hepática. Pseudoefedrina es resistente al metabolismo de degradación realizado por las monoamino oxidasas. Posee un tiempo de vida media de 9 a 16 horas. • Clorfenamina: Es extensamente metabolizado en el hígado. Una vez administrado, el medicamento sufre un extenso metabolismo hepático de primer paso, el cual puede llegar a ser saturable. Posee un tiempo de vida media de 20 horas. Excreción: • Codeína: La excreción de codeína y sus metabolitos es principalmente renal, un 90% de la droga se excreta por esta vía dentro de las 24 horas posteriores a la administración del medicamento, siendo sólo entre un 3% a un 16% lo que se recupera como droga inalterada. Del total de lo excretado por vía renal, el metabolito glucoronizado representa el 70% de lo excretado, norcodeína ya sea como metabolito libre o conjugado, representa el 10%, la excreción como morfina, libre o conjugada, representa otro 10%, la excreción como normorfína, libre o conjugada, representa un 4% y la excreción como hidrocodona, libre o conjugada representa un 1%. Aproximadamente el 10% de la dosis se excreta por las heces. • Pseudoefedrina: Entre un 70% a un 90% de la droga se excreta como fármaco inalterado por la orina dentro de las 24 horas posteriores a la administración del medicamento. La alcalinización de la orina puede reducir ligeramente la excreción urinaria, en particular con un pH superior a 5.5. El clearance de pseudoefedrina es de 9.2 a 10.3 mL/min/kg. • Clorfenamina: Aproximadamente el 50% de una dosis de clorfenamina se excreta por vía renal como metabolitos polares y no polares, y solo un 3% a 18% se puede recuperar como fármaco inalterado en la orina, dentro de las 12 horas posteriores a la administración del medicamento. Menos de un 1% de la dosis de clorfenamina se excreta por las heces. Clorfenamina posee un clearance de 234 a 470 mL/hr/kg. Indicaciones En adultos y niños mayores de 12 años está indicado en el tratamiento sintomático de la tos no productiva, de origen alérgico, irritativo, asociada a bronquitis y/o resfríos que involucren congestión nasal. Posologa y Administracin Vía oral Dosis: según prescripción médica Se calcula en base a la codeína Dosis usual adultos y niños mayores de 12 años: 1 a 2 cucharaditas de 5 ml 3 veces al día Uso prolongado: No tomar este medicamento por más de siete días, si los síntomas no mejoran o empeoran

Contraindicaciones: La codeína no debe ser utilizada en niños menores de 12 años.  En niños entre 12 y 18 años, no debe ser utilizada para el manejo del dolor tras ser sometido el paciente a una intervención de amigdalectomía y/o adenoidectomía a causa del síndrome de apnea obstructiva del sueño. La codeína está contraindicada en mujeres durante la lactancia y en pacientes para los que se haya comprobado que son del fenotipo metabolizadores ultrarrápidos de la CYP2D6. Está contraindicada la administración de codeína a recién nacidos, a bebes prematuros o durante el trabajo de parto prematuro. La administración de pseudoefedrina está contraindicada en pacientes con enfermedad coronaria grave, hipertensión severa o en pacientes en tratamiento con inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAOs). Contraindicado en casos de hipersensibilidad a cualquier componente de la fórmula. Tos del asmático. Precauciones y Advertencias No se recomienda el uso de codeína en adolescentes entre 12 y 18 años cuya función respiratoria pudiera estar alterada, incluyendo trastornos neuromusculares, enfermedades cardiacas o respiratorias graves, infecciones de vías respiratorias altas o pulmonares, politraumatismo o procedimientos de cirugías importantes. Estos factores podrían empeorar los síntomas de toxicidad por codeína y su metabolito morfina. Codeína debe ser administrado con precaución, preferentemente con una dosis inicial reducida, a pacientes con problemas abdominales agudos, enfermedad de Addison, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, fiebre, lesiones en la cabeza o con incremento de la presión intracraneal, insuficiencia hepática grave, insuficiencia renal grave, hipotiroidismo, depresión respiratoria preexistente, hipoxia, hipercapnia, hipertrofia prostática o estenosis uretral, operación reciente al tracto gastrointestinal o urinario, reducción del volumen circulante, convulsiones o colitis ulcerativa. Codeína debe administrarse con cuidado a pacientes que sean metabolizadores ultrarrápidos, ya que la metabolización rápida de codeína a morfina puede causar una sobredosis caracterizada por mucho sueño, confusión y respiración acelerada. Es muy difícil que codeína produzca dependencia física por su baja dosis. Sin embargo no se puede descartar el desarrollo de una potencial dependencia producto de la administración de codeína. Debe administrarse con precaución a pacientes adultos mayores o pacientes debilitados. Pseudoefedrina debe administrarse con cuidado en pacientes con arritmias, diabetes mellitus, glaucoma, hipertiroidismo, enfermedad cardiaca isquémica, hipertrofia prostática y falla renal. Se debe tener especial precaución con los pacientes geriátricos ya que son más sensibles a los efectos de pseudoefedrina en el sistema nervioso central. La administración de clorfenamina debe hacerse con cautela a pacientes con asma, obstrucción del cuello vesical, insuficiencia hepática, glaucoma de ángulo cerrado, obstrucción píloro-duodenal, ulcera péptica estenosante o sintomatología de una hipertrofia prostática. La administración de clorfenamina puede originar efectos sedativos, algunos pacientes puede que sean más o menos sensibles a estos efectos. Se ha informado de casos de niños que han desarrollado efectos adversos graves o fatales después de tomar codeína para el alivio del dolor posterior a una amigdalectomía y/o adenoidectomía a causa de síndrome de apnea obstructiva del sueño. Se ha documentado en la literatura médica tres muertes y un caso de riesgo vital, por depresión respiratoria, todos en niños de dos a cinco años de edad que presentaban una enfermedad hereditaria que afecta la capacidad de metabolizar codeína en morfina, produciendo cantidades de esta última que son riesgosas para la vida o incluso fatales. Todos los niños habían recibido dosis de codeína que se encontraban dentro del rango de dosis habituales. La codeína es metabolizada por el hígado y convertida en morfina por el sistema enzimático citocromo P450 2D6 (CYP2D6). Algunas personas que se han denominado" metabolizadores ultrarrápidos", presentan variaciones genéticas que hacen a esta enzima más activa, provocando una conversión más rápida de codeína en morfina. Es por ello que estos individuos están propensos a tener concentraciones plasmáticas más altas de morfina, las que pueden producir dificultad respiratoria que podría ser fatal. De esta forma, el uso de codeína después de una amigdalectomía y/o adenoidectomía, puede aumentar el riesgo de problemas respiratorios, e incluso de muerte, en niños que son "metabolizadores ultrarrápidos". El número estimado de "metabolizadores ultrarrápidos" es generalmente de 1 a 7 por 100 personas, pero en algunos grupos étnicos puede ser tan alto como 28 por cada 100 personas. Los profesionales de la salud deben estar conscientes de los riesgos del uso de codeína en niños, particularmente en aquellos que han sido sometidos a amigdalectomía y/o adenoidectomía por síndrome de apnea obstructiva del sueño. Si se decide prescribir codeína, ella debe darse a la menor dosis efectiva y por el menor tiempo posible. Debe aconsejarse a los padres y cuidadores que observen somnolencia inusual, confusión, o respiración ruidosa o con dificultad en el niño, que deben dejar de administrar el medicamento y buscar atención médica inmediatamente, ya que esos son signos de sobredosis. Las personas que son metabolizadores ultrarrápidos de codeína convierten rápidamente la codeína a morfina, resultando en niveles de morfina superiores a los esperados, aun cuando codeína se prescriba a las dosis autorizadas, por lo que en ellos aumenta el riesgo de depresión respiratoria y/o muerte. Embarazo y Lactancia Embarazo: Categoría C. Debido a que los distintos componentes de este medicamento pueden llegar a ocasionar efectos adversos sobre el feto, se debe evitar la administración de este medicamento durante el embarazo. Lactancia: Las pruebas disponibles son insuficientes para determinar el riesgo del lactante cuando se utiliza este medicamento durante la lactancia. El uso de este medicamento durante la lactancia solo se justifica si los beneficios potenciales de la terapia justifican los riesgos que corre el lactante. Reacciones Adversas Debido a que la pseudoefedrina es un agente simpaticomimético, se debe considerar la posibilidad de efectos adversos asociados a otros fármacos simpaticomiméticos, como miedo, ansiedad, tensión, temblores, alucinaciones, convulsiones, palidez, dificultad respiratoria, disuria y colapso cardiovascular . Grandes dosis de pseudoefedrina puede causar mareos, náuseas y / o vómitos. Codeína presenta un mínimo de efectos adversos a las dosis habitualmente recomendadas, sin embargo producto de la administración de codeína se han reportado como reacciones adversas frecuentes la aparición de náuseas y vómitos. Somnolencia, sedación y retención urinaria también pueden aparecer tras la administración de codeína. Además se han reportado casos de apnea, convulsiones, hipotensión, hipocalcemia, pancreatitis, hepatotoxicidad, miastenia gravis, disminución de las habilidades sicomotoras y edema pulmonar tras la administración de codeína. Se han descrito casos de reacciones de hipersensibilidad cruzada con otros analgésicos narcóticos. La administración de grandes dosis de codeína se ha asociado a la aparición de prurito y erupción cutánea en los pacientes. Las reacciones adversas más comunes tras la administración de antagonistas H1 son anorexia, náuseas, vómitos dolor epigástrico, diarrea o estreñimiento, somnolencia y sedación. Además tras la administración de clorfenamina se han reportado casos aislados de disrritmias cardiacas, hipotensión, agranulocitosis, anemia aplásica, trombocitopenia, discinesia, alucinaciones, agitaciones, intranquilidad y ataxia. Interacciones La administración concomitante de codeína con otros depresores del SNC (benzodiacepinas, barbitúricos, analgésicos narcóticos, relajantes musculares, etc.) puede producir efectos aditivos en la depresión del sistema nervioso central y la depresión respiratoria. Hipotensión, sedación profunda o coma puede deberse al uso concomitante de estos medicamentos con codeína. También se ha descrito la interacción de codeína con otros analgésicos narcóticos produciendo la aparición de síntomas de abstinencia, los que incluyen calambres abdominales, náuseas, vómitos, lagrimeo, rinorrea, ansiedad, agitación, elevación de la temperatura o piloerección. La administración concomitante de pseudoefedrina con los inhibidores de la monoamino oxidasa puede producir una severa hipertensión, junto con hiperpirexia y dolor de cabeza, posiblemente debido a un aumento de la biodisponibilidad de norepinefrina, efecto similar que puede producirse si se administran pseudoefedrina con furazolidona o nialamida. Linezolid puede inhibir el metabolismo de pseudoefedrina, cuando se administran concomitantemente, incrementando la presión arterial. Al administrarlo con metildopa podría ocurrir una pérdida del control de la presión. El uso concomitante de pseudoefedrina con midodrina puede producir un aumento en el efecto hipertensor de midodrina. La administración de clorfenamina junto a alcaloides de la belladonna podría producir una actividad anticolinérgica excesiva en el paciente, caracterizado por sequedad bucal, constipación, disminución de la orina, sedación excesiva y visión borrosa. La concomitancia de clorfenamina con fenitoína incrementa el riesgo de producir una intoxicación por fenitoína. La administración de procarbazina con clorfenamina puede producir depresión del sistema nervioso central. Sobredosificaciones Dosis tóxicas de codeína puede producir euforia, excitación, convulsiones, delirio, hipotensión, miosis, bradicardia, taquicardia, narcosis, enrojecimiento facial, tinnitus, lasitud, debilidad muscular y colapso circulatorio o parálisis respiratoria. Los síntomas de toxicidad por sobredosificaciones de clorfenamina incluyen pupilas dilatadas, alteraciones de los movimientos oculares, enrojecimiento facial, sequedad bucal, retención urinaria, fiebre, excitación, alucinaciones, desorientación, agitación, comportamiento extraño, confusión, temblores, inquietud, irritabilidad, hiperactividad, delirio, temblores, cansancio, alteración del movimiento de la lengua, la marcha inestable, temblor de extremidades, trastornos del habla, ataxia, incoordinación, atetosis, convulsiones tónico-clónicas y depresión postictal. Tratamiento general de la sobredosis: El tratamiento de sobredosis, independiente de que componente lo provoca, consiste en un tratamiento sintomático, tomando todas las medidas de apoyo necesarias, incluyendo la respiración artificial, si fuese necesario. Almacenaje No dejar al alcance de los niños Almacenar a la temperatura indicada en el envase Mantener en su envase original, protegido del calor, luz, humedad No usar este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase No repita el tratamiento sin antes consultar a su médico No recomiende este medicamento a otra persona

Destacados

Los más vendidos